viernes, 17 de septiembre de 2010

006 - Mall of Horror (2005)

Autor: Nicolas Normando
Editorial: Amosdeé
Año: 2005
Jugadores: 3 a 6
Duración: 60 minutos
Enlaces: BoardGameGeek


Esta entrada fue publicada inicialmente en mi otro blog dedicado a los zombis, Oca Zombi, no se podía llamar de otra manera, pero he decidido rescatarla para ponerla en este blog, con todas las reseñas de los demás juegos de mesa que estoy haciendo.

Bueno, vamos al grano, este es uno de los mejores juegos de mesa que he probado en lo que llevo de año, y posiblemente durante toda mi vida. En él se juntan dos de mis aficiones: los zombis y los juegos de mesa, en una mezcla explosiva de jugabilidad y mala leche. Pero sabía que no me iba a dar tiempo, así que lo dejé para cuando volviese, y nada, aquí estoy.

Mall of Horror es uno de esos juegos que con muy poca cosa proporciona muchas horas de entretenimiento. Es un juego donde pueden participar de entre 3 a 6 jugadores, pero que yo recomiendo que mientras más haya en mesa, más divertido es. En él, cada uno de los jugadores interpretará a tres personajes distintos entre ellos, pero iguales para todos los jugadores, que están intentando escapar de un centro comercial, al más puro estilo de Zombis 2. Los tres personajes son: Una mujer, un hombre con una pistola y un hombre con un bate de béisbol. También hay una niña, pero sólo se usa cuando hay pocos jugadores en mesa.

COMPONENTES

En cuanto a los componentes son de bastante calidad, con unas ilustraciones muy bien realizadas y que te meten enseguida en la ambientación de la partida. Sobretodo las del tablero, que representa las distintas localizaciones importantes de un Centro Comercial, y que es por donde se van a ir moviendo los personajes de los jugadores. Cada localización tiene un límite de personajes que pueden estar dentro. A parte de un número, que va desde el 1 al 6. Esto sirve para que, cada vez que se tiren los dados para ver llegar a los zombis, éstos se van colocando en la localización que vaya tocando. Así de simple, y con toda la mala leche que la aleatoriedad pueda tener en una partida.

Los personajes vienen representados por unas fichas redondas de madera, con una pegatina identificadora del personaje en cuestión. Cada jugador tendrá sus fichas de madera un color distinto para poder diferenciar sus personajes del resto de jugadores. También tenemos unas cartas que nos proporciona unas ventajas sobre el resto de jugadores, y sobretodo, contra los zombis. Finalmente tenemos una ficha redonda de cartón, con otra ficha de menor tamaño, que se puede desplazar por ésta como si fuera una aguja de un reloj. En ella vemos reflejados las distintas localizaciones del tablero, y también los colores de cada jugador. Esto se usa para indicar a donde se va a desplazar el jugador en su turno, y también para indicar a quien se expulsa a los zombis en caso de votación.

OBJETIVO DEL JUEGO

La partida termina cuando todos los personajes se han dirigido al aparcamiento. En ese momento todos se salvan. Si no sucede esto, y es lo más normal, se termina la partida cuando quedan 7 personajes en el tablero de juego. Inmediatamente después se suman los puntos que otorga cada personaje a su jugador, y el jugador que más puntos haya sacado, gana la partida.

¿COMO SE JUEGA?

Lo primero que hay que decidir, como en la mayoría de los juegos, es el color de cada uno de los jugadores. Decidido esto, se colocan los personajes de cada jugador en las localizaciones pertinentes, haciendo una tirada por cada personaje. Posteriormente se hace una tirada de dados para poner ya unos pocos de zombis en escena, y se comienza la partida.

Al comienzo del turno, al jugador que le toca, lanza los dados dentro de una caja oscura, para no poder ver los resultados. Estos dados, como hemos dicho antes, marcan el lugar donde van a ir a parar los zombis. A continuación cada jugador coge su “ruleta” e indica en secreto a donde va a ir uno de sus personajes. No tiene que indicar que personaje va a mover, simplemente pone el lugar donde uno de ellos va a acudir. Seguidamente y por orden de turno, los jugadores levantan su destino y mueven uno de sus personajes a la localización anotada. Posteriormente se levanta la caja negra y se muestran los dados, colocándose los zombis en los lugares indicados. Si los zombis sobrepasan el número que soporta la sala donde están, hay que lanzar a un personaje de dentro de la sala al exterior, para que corra como alma que se lleva el diablo, y los zombis que hay apostados en la puerta de la sala, salgan detrás de él, siendo eliminados del juego, tanto ellos como el personaje sacrificado. A continuación comienza el siguiente turno.

¿Aburrido? Deja que te cuente, pues para decidir que personaje tiene que abandonar la sala y ser devorado por los zombis para salvar la vida a los demás, hay que hacerlo democráticamente. Todos los jugadores que tienen personajes en la sala, deciden quien va a morir. Y aquí es donde te das cuenta de que clase de gente considerabas tus amigos. Habrá puñaladas traperas, pactos que se romperán, se unirán todos contra el más débil, etc. ¿La manera de votar? Cada personaje en la sala cuenta como un punto, menos una excepción que explicaré a continuación.

PERSONAJES

Más o menos el juego es así, no voy a explicar todas las reglas, ni nada, pero básicamente supongo que tenéis una idea de como va el meollo. Ahora os contaré un poco que es lo que tienen de especial los personajes:

La mujer: Es un puntazo, sobretodo porque es la que más grita, y eso quiere decir que en la sala donde haya más mujeres, acudirá un zombi más. Cojonudo. Otorga 7 puntos si sobrevive.

El hombre de la pistola: Fácil. Tiene una pistola, así que lo que diga va a misa. Su voto vale por dos. Otorga 3 puntos si sobrevive.

El hombre del palo: A la hora de mantener a los zombis a raya en una habitación donde esté él, esta aguanta un zombi más. Otorga 5 puntos si sobrevive.

LOCALIZACIONES

Ahora os contaré que tiene de especial algunas de las localizaciones.

Sala de Vigilancia: Entre todos los jugadores que tengan personajes allí, se decide quién es capaz de poder ver las pantallas de las cámaras de seguridad, y de ese modo, saber a donde van a ir los zombis. Ese jugador puede mirar la tirada de dados que hay oculta. Esta información puede o no transmitirla a los que están en la sala.

Supermercado: Aguanta dos zombis más de lo normal.

Aparcamientos: Entre todos los jugadores que tengan un personaje allí, se decide quién es el que va a robar dos cartas. El jugador elegido, coge una de ellas para él, y la otra la regala a quién él quiera, y no necesariamente a quien esté en el aparcamiento y le haya votado para que la coja.

RESUMEN

Estoy seguro que no he sido capaz de transmitir lo bueno que es el juego, porque para saber de lo que verdaderamente es capaz, hay que sentarse en una mesa y jugarlo. Eso si, antes de comenzar una partida, es obligatoria firmar un papel con sangre entre todos tus amigos, que ponga algo así, de lo que se haga en el juego, se queda en el juego. No es la primera vez que veo romper una pareja, o pelearse amigos de toda la vida y no volverse a hablar, por una puñalada trapera de mal gusto durante la partida.

Si te gustan los zombis y los juegos de mesa, ¡este es tu juego!

Reseña cedida a la revista Senderos Umbría 

2 comentarios:

  1. Desconocía este juego, gracias por la reseña ;-)

    ResponderEliminar
  2. ¡Vaya! Eso es una sorpresa. Me alegro que te haya gustado y que hayas conocido un juego nuevo. Eso si, es algo dificil de pillar, está agotado desde hace tiempo.

    ResponderEliminar