lunes, 6 de septiembre de 2010

Reseña fotográfica de Caylus

Como ya sabéis, se va a publicar una nueva edición de Caylus, una edición de lujo, con los componentes mucho más vistosos y el tablero mucho más mono, pero, esta reseña fotográfica la voy a dedicar al antiguo Caylus. Posteriormente, cuando me pille la nueva edición, haré lo mismo con ella, para poder comparar.

Así que para todos aquellos que no sepan como es el Caylus por dentro, aquí tenéis unas instantáneas del juego.

CAJA

La caja es de un tamaño inferior a los juegos que estamos acostumbrados, como por ejemplo Los Colonos de Catan, Dominion, Los Pilares de la Tierra, que usan el mismo tamaño, esta es menor y aún así, sobra mucha caja. La rigidez de ésta es la normal en un Eurogames y por dentro, la ausencia del típico plástico negro con huecos es casi un alivio, ya que puedes hacer como yo, comprar una cajita de plástico de esas para meter tornillos y demás, y usarla para guardar los componentes. Yo me pille una que entra perfectamente dentro de la caja del juego.







TABLERO

El tablero, como bien sabéis, es muy soso, al menos para mi gusto, y la fama que lo precede creo que me da la razón. El tamaño es el justo para jugar, ni sobra ni falta tablero para colocar nada, cosa que viendo como viene la cosa es ya de agradecer. El grosor y la rigidez es buena, pero creo que un poco inferior a otros juegos, como los antes nombrados.

Todo correctísimo dentro del dinero que vamos a pagar, pero… lo que viene siendo el grafismo que le dedican al tablero es muy muy muy pobre. Tiene un carácter retro que me recuerda a juegos antiguos y que a los no jugones puede echar para atrás a la hora de jugar. En fin, se lo podían haber currado mucho más.













COMPONENTES

Los componentes tienen el mismo acabado que el tablero. Son muy pobres. Los contadores de madera son los típicos, con un tamaño un poco inferior, bien pintados con colores claramente diferenciables y muy acorde con lo que quieren representar. Los trabajadores y demás, son figuras cilíndricas de distintos tamaños, que como viene siendo habitual en el juego, dejan mucho que desear y podían usar otro tipo de marcador, ya que a mí por lo menos no me dice nada.

Se agradece que los edificios que vamos construyendo sean de cartón, aunque sus dibujos son prácticamente nulos en cuanto a calidad, pero al ser de cartón grueso, no se estropean con suma rapidez.

Las monedas son de cartón cutre. Yo las prefiero a las de plástico sin ninguna serigrafía, así que esta vez en este apartado no me voy a quejar.



















CONCLUSION

Resumiendo, es un juego muy mal acabado, que si no llega a ser por la alta jugabilidad que tiene, el juego comía polvo en las estanterías de las tiendas o en la casa de los jugones. Podría arriesgarme a decir que es un claro referente a lo que no se tiene que hacer a la hora de diseñar un juego de mesa. Los componentes ,con un poco de imaginación se podrían superar con creces, y contratando a un buen dibujante, la cosa se solucionaría con rapidez.

Esperemos que la nueva versión esté a la altura del juego, que según parece, así va a ser.

Reseña fotográfica cedida a la revista Senderos Umbría 

2 comentarios:

  1. hola oye tengo algunas preguntas y queria saber si te las puedo hacer, la verdad no quiero empezar a jugar sin saber enrealidad si estoy jugando como es o no, gracias

    ResponderEliminar
  2. Preguntame lo que quieras, bien por email o por aquí o por el foro, que tienes el enlace arriba a la izquierda.

    ResponderEliminar