jueves, 10 de marzo de 2011

I campaña del Descent: Camino a la Leyenda

He comenzado con parte de los miembros de mi grupo de juego, una campaña al Descent: Camino a la Leyenda, y no se, como veo el blog un poco impersonal, he pensado que no vendría mal un toque más cercano, poniendo como va avanzando la historia de estos personajes. Espero que no os aburra y que os divierta, prometo que van a ser cortas las entradas.





Capitulo I - Glifo, puerta a las Ciudades

Nos remontamos en la historia, exactamente 66 años, cuando el Mago Lanford descubre en Tamalir un extraño artefacto con forma de anillo. Tan grande que a través de él puede entra una persona sin ningún problema. Poco se pudo averiguar de para que servía aquello.

Hel, conocida como Augur de la Verdad, hechicera erudita que pasa sus horas enseñando a neonatos de la magia, ha recibido la visita de Jonas, conocido como El Gentil. El propósito de su visita es que Tamalir necesita su ayuda para la traducción de unas tablillas rúnicas encontradas hace 66 años. Hel acepta la propuesta y se traslada, junto a Jonas al Castillo de Tamalir, situado en la Montaña Keerc. Una vez instalada, le muestran las dos tablillas. Cada una de ellas es del tamaño de un par de personas juntas. Junto a las tablillas se encuentra una pizarra donde los anteriores hechiceros han intentado sin éxito traducir lo que las runas de las tablillas ponían. Hel no tarda en corregir aquellas transcripciones, pero lo que más le sorprende es que a parte de las runas, hay otros símbolos que tarda un par de semanas en descubrir que no son tales, sino localizaciones de Terrinoth.

Inmediatamente, Hel se lo comenta al General al mando, un tal West, en una reunión junto al resto de los cargos más importantes del ejercito del Castillo. West, bajo el concentimiento de los demás miembros deciden enseñarle qué se encontraba debajo de las tablillas. Un enorme artefacto en forma de anillo, tan grande como las dos tablillas juntas. Según le cuentan, fue descubierto hace 66 años, por un tal Lanford, el padre de Hel, que según tenía entendido ella, había muerto haciendo lo que más le gustaba, desenterrando artefactos de mazmorras inexploradas. Pero no sabía que su último descubrimiento fuese sido aquello, que a partir de aquél día paso a llamarse Glifo.

Hel se pone a trabajar sobre el Glifo, y poco después consigue activarlo. Del centro del artefacto nace una luz poderosa, como un telón de agua que surge de las paredes del anillo y se une en el centro. Lanzan a través de él varios objetos y no traspasa la luz, simplemente los objetos desaparecen, como si fuesen tragados por ella.

West decide enviar a Hel, Silueta y Nanok, bajo la supervición de Jonas a través del artefacto. Al atravesarlo, llegan a Puerta Cans a través de otro Glifo. Inmediatamente se dan cuenta de que aquellos artefactos sirven para viajar desde Tamalir a Puerta Cans. El Glifo donde aparecen está situado en el Templo de la ciudad. Inmediatamente, aquel acto insólito en la ciudad es considerado como un milagro y como muestra de aprecio, a Nanok le es ofrecida Iru'ahs, la hija del Rey, como esposa.

Gracias a Iru'ahs, Hel descubre una antigua gruta donde, escrito en runas que nadie de Puerta Cans había logrado traducir, aparece la historia de los Glifos, que ella traduce inmediatamente: “Hace miles de años, Sir Alric Farrow, llegó moribundo a Terrinoth, y utilizó su poder para autoproclamarse Dios de todo Terrinoth. Con el tiempo, hubo una revuelta, Sir Alric Farrow huyó y los Glifos fueron enterrados y olvidados”.

Pero algo ha tenido que ocurrir cuando atravesaron el Glifo, ya que los rumores de que hay un ejercito ha acampado en Puerta Norte se han acentuado con la desaparición de varios aldeanos a manos de seres extraños y animales humanoides. Los aventureros han decidido viajar a la mazmorra de Puerta Norte y averiguar que está ocurriendo.

Creditos
Navir como Hel Augur de la Verdad
wysler como Jonas el Gentil
Hispaman como Nanok
Pepon como Silueta
Oca como Sir Alric Farrow

No hay comentarios:

Publicar un comentario