jueves, 12 de febrero de 2015

Roles Ocultos: Los Juegos

Los juegos de roles ocultos, que llegaron a mi hace relativamente poco tiempo, y que dan nombre a este artículo, es hoy uno de los grandes protagonistas de mi panorama lúdico. Philippe des Palliéres, Hervé Marly, Bruno Faidutti, Don Eskridge y Rikki Tahta son los culpables de ello, pues han convertido este tipo de juegos en momentos de sufrimiento y disfrute en mis cesiones de juego.

Es de admirar que alguien apueste por crear un juego de este estilo, al menos para mi. Si encima, ese juego, permite refrescar los sistemas que ya se están usando, pasa a ser inmediatamente un éxito garantizado en mi grupo de juego. Y es que creo que existen verdaderamente pocos juegos de este estilo, y los existentes, modifican poco o nada un sistema ya trillado, casi único. 

Así que inicio esta lista con 4 juegos que seguro que conocéis los que lleváis largo tiempo en esto, pero que no obstante, me permitirán abordar el tema de los roles ocultos desde un punto de vista más genérico.

Con juegos como Hombres Lobo de Castro Negro (Philippe des Palliéres y Hervé Marly), Ciudadelas (Bruno Faidutti) y Coup (Rikki Tahta), se podría cubrir este tipo de juegos en una ludoteca bastante apañada. Eso si, existen muchos títulos mejores y peores que estos tres, pero estos son sin lugar a dudas los que yo considero más básicos y fáciles de conseguir. Y lo que es más importante, más fáciles de sacar a mesa con gente no jugona. 

Pese al punto en común que suponen los roles ocultos en las partidas, son juegos diametralmente distintos, en mecánicas, componentes, ambientación, tiempo de juego, etc. Demostrando la gran creatividad de los diseñadores, que, viendo lo difícil de la creación de este tipo de juegos, es de alardear.

En este artículo vamos a conocer un poco a todos estos juegos contestando las mismas preguntas para cada uno de ellos. En futuras entradas iré reseñando cada juego en profundidad.

Pero antes de pasar a analizar cada juego por si sólo, respondo unas preguntas generales que bien sirven para todos.

¿Cuál fue mi primer juego de rol oculto?

No. Si la memoria no me falla el primer juego de este tipo fue Ciudadelas.

¿Hay espacio para todos en el mercado?

Yo espero y deseo que así sea. Son juegos con enfoques diferentes, lo que los hace complementarios. Si hay uchos juegos de colocación de trabajadores, ¿por qué no puede haber sitio para varios juegos de roles ocultos?


Hombres Lobo de Castronegro, de Philippe des Pelliéres y Hervé Marly es un juego de cartas para grupos de jugadores de 8 a 18, ambientado en una aldea a camino entre lo Medieval y el Renacimiento, reflejando aspectos mitológicos de la época con la aparición de por ejemplo los Hombres Lobo, Cupido, Brujas, etc. Cada jugador tomará un rol oculto a los demás y formará parte de uno de los dos grupos en juego, los Hombres Lobo o los Aldeanos. Todas las cartas están ilustradas con imágenes de Alexios Tjoyas sin texto. El tiempo de juego puede variar dependiendo de tu grupo, pero ronda los 30 minutos.

¿Que me hizo decidir probar este juego y no otro?

Cuando lo jugué por primera vez no tenía mucha experiencia en este tipo de juegos, y la verdad es que no me gustó demasiado. Con el paso del tiempo y que cada vez que nos juntábamos en casa eramos muchas personas, combinado a que me lo regaló un amigo, decidí darle otra oportunidad y cuál fue mi sorpresa que desde aquél día es un gran éxito cada vez que lo saco a la mesa.

¿Cuantas partidas he jugado?

Creo que rondan las 120 partidas.

¿Que adjetivo definiría mejor el juego?

Clásico. Creo que se puede apreciar que no es una obra creada por los dos autores. Es un juego muy antiguo, creo que ruso, pero de autor anónimo. Incluso yo desde pequeño lo he jugado muchas veces. Ellos simplemente lo han organizado y le han dado forma.

¿Que va a encontrar ante si un jugador?

El jugador que se hace con Hombres Lobo de Castronegro, consigue un juego de cartas clásico, que es cierto que se puede jugar con una baraja de naipes, pero que queda mucho más elaborado y bonito sacar a mesa éste. La complejidad es nula, aunque el éxito del juego depende como en casi todos estos juegos, del nivel de implicación que tengan los jugadores. 

Una vez comprado el juego, ¿es necesario comprar otro de esta misma mecánica?

Yo creo que si. La sencillez del juego hace que puedas compaginarlo con otros juegos parecidos, como por ejemplo, por nombrar otro juegos que no están en esta lista, Galáctica, mucho más elaborado que este. Incluso puedes jugar a distintas versiones del Hombres Lobo de Castronegro, que creo que tiene ya unas cuantas, como La Aldea, o Luna Nueva, que cambian ligeramente el juego, manteniendo la esencia de éste.


Ciudadelas, de Bruno Faidutti, es un juego de cartas para 2 a 8 jugadores, ambientado en la Italia antigua, donde cada jugador debería de construir una ciudad con todo tipo de edificios. Cada jugador, en cada ronda tomará el rol de uno de los personajes más influyentes de aquella época y deberá usar sus habilidades para avanzar en la construcción de su ciudad. Todas las cartas están ilustradas por muchos artísutas, como Cyrille Deujean, Julien Delval, Jesper Ejsing, Bruno Faidutti, Didler Graffet, Bjarne Hansen, Darrell Hardy, Florence Magnin, Jean - Louis Mourier, Scott Nicely, Christian T. Petersen, Brian Schomburg y Richard Spicer. El tiempo de juego ronda los 90 minutos.

¿Que me hizo decidir probar este juego y no otro?

Fue de los primeros juegos que compré, y la verdad es que es de los pocos que no he probado antes de comprarlo, pero el tema y las buenas críticas leídas por Internet me hicieron decidir por él. Y la verdad es que no me arrepiento. Es más, he comprado varios ejemplares posteriormente para regalar a amigos no jugones, y por lo pronto, está teniendo mucho éxito. 

¿Cuantas partidas he jugado?

Creo que rondan las 110 partidas.

¿Que adjetivo definiría mejor el juego?

Duro, sangriento, encarnizado... Es uno de esos juegos que a la segunda ronda y como te hayan causado algún tipo de daño, das de lado a la victoria y te dedicas a joder a quien te ha jodido. Un ojo por ojo por toda la cara. Eso si, con forme se va acercando el final de la partida, todos se ponen de acuerdo en ir a por el que va ganando, pero es difícil de pillar si sabe jugar los personajes. 

¿Que va a encontrar ante si un jugador?

Un juego divertido, ameno, fácil de aprender y gráficamente atractivo.

Una vez comprado el juego, ¿es necesario comprar otro de esta misma mecánica?

Si, sin lugar a dudas el siguiente paso es Puerto Rico, que aunque no tenga roles ocultos, si usa elección de personajes. También recomendaría Heimlich & Co, que por no tener nada que ver uno con otro, pueden compartir la misma ludoteca sin problemas.


La Resistencia, de Don Eskridge, es un juego de cartas para 5 a 10 jugadores, ambientado en un futuro donde un grupo de personas se resisten a ser controlados por el sistema, y luchan para boicotear el poder mediante misiones. Cada jugador, tomará el rol de uno de los dos bandos existentes en el juego, e intentará hacer que su bando gane la partida. Todas las cartas están ilustradas por muchos artísutas, como Luis Francisco, Piotr Harasczak, Maryam Khatoon, Jordy knoop, Vinh Mac, Alex Murur, George Patsouras, Michael Rasmussen, Jordan Saia y Luis Thomas. El tiempo de juego ronda los 30 minutos.

¿Que me hizo decidir probar este juego y no otro?

Lo jugué en unas jornadas de juegos de mesa y me encantó. Venía de jugar mucho a Hombres Lobo de Castronegro y queríamos probar otro juego del estilo, y encontramos este. Su sencillez y la rapidez de las partidas hicieron que me lo comprara el mismo día.

¿Cuantas partidas he jugado?

Creo que rondan las 40 partidas.

¿Que adjetivo definiría mejor el juego?

Iniciación. Sin lugar a dudas es un juego muy bueno para iniciar a jugadores noveles en este tipo de juegos, sin tener que recurrir a tanta gente como el Hombres Lobo de Castronegro.

¿Que va a encontrar ante si un jugador?

Se ve que es un juego diseñado con mucho cariño. Fácil de jugar y con mucha rejugabilidad. Es un juego para pensar en cada momento ¿que hago? y no pensar en todas las cosas que tienes que hacer, como en otros muchos juegos.

Una vez comprado el juego, ¿es necesario comprar otro de esta misma mecánica?

Como estoy comentando en todos los juegos, si, creo que 4 o 5 juegos de esta misma mecánica estaría bien en una ludoteca. No se si todos verán mesa o no, pero merece la pena compaginarlos, buscando el momento para cada uno de ellos. Eso si, de entre todos los que conozco, creo que el que más le viene mejor a este sería el Saboteur. Muy recomendable. 



Copu, de Rikki Tahta, es un juego de cartas para 2 a 6 jugadores, ambientado en una época medieval, donde cada jugador tomará el rol de dos personajes típicos de la época, cada uno con un poder especial. Cada jugador en su turno podrá realizar una acción de cualquier personaje, identificándose como él. Es cosa de los demás jugadores, negadlo o seguirle el juego. Todas las cartas están ilustradas por muchos artísutas, como Zavier Gueniffey Durin, Luis Francisco, Andrew Higgins, Alexandr Kiselev, Tomasz Larek, Jarek Nocon y Weberson Santiago. El tiempo de juego ronda los 15 minutos.

¿Que me hizo decidir probar este juego y no otro?

Al igual que La Resistencia, tuve la oportunidad de jugarlo en unas jornadas de la mano de los miembros de Zacatrus, que tuvieron la paciencia de enseñarnos y acompañarlos en las primeras partidas. Gustándome como me gustan este tipo de juegos, no podría faltar en mi ludoteca.

¿Cuantas partidas he jugado?

Creo que rondan las 20 partidas.

¿Que adjetivo definiría mejor el juego?

Histórico, divertido. Cada rol está realmente muy bien representado con los movimientos de aquella época. Y las partidas son recordadas con el paso del tiempo.

¿Que va a encontrar ante si un jugador?

Un juego muy parecido a Hombres Lobo de Castronegro, pero que cuando empieza uno a jugar se da cuenta de que los parecidos acaban rápido. Tiene personalidad propia. Es un juego sencillo pero no simple. 

Una vez comprado el juego, ¿es necesario comprar otro de esta misma mecánica?

Si tienes este juego lo tienes todo. Primero yo lo quemaría antes de comprar otro juego del estilo. Pero si tengo que decantarme por uno, no dudaría en recomendar El Castillo del Diablo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario