lunes, 13 de julio de 2015

031 - Monopoly Deal Card Game (2008)


¿Por qué he elegido el Monopoly Deal Card Game para hacer la reseña hoy? Creo que es un juego que puede gustar tanto a jugadores experimentados como a los que comienzan con esta afición, ya que su complejidad es muy baja y tiene el regustillo al juego histórico del que mama: el todo poderoso Monopoly. Eso si, a los puristas del Monopoly les puede saber a poco, yo pienso que es un juego para poder echarse una partida de vez en cuando y pasar una buena tarde emulando a su hermano mayor. 

¿Y qué nos encontramos cuando abrimos una caja del Monopoly Deal Card Game?

Uno de los momentos más mágicos que tenemos los aficionados a los juegos de mesa, es el abrir la caja de un juego nuevo. La caja de tamaño muy pequeño y fácilmente desechable por otra de plástico, guarda las cartas del juego. Porque si, tal y como dice el título, este Monopoly sólo se juega con un mazo de cartas común para todos los jugadores. 

Por lo que puedo asegurar que el juego vale totalmente su precio. 

¿Y como se desarrolla una partida al Monopoly Deal Card Game? Los que hayan jugado al Monopoly clásico hay que decir que llevan ya mucho camino aprendido, porque aunque es mucho más abstracto, la base del juego es prácticamente la misma, eso si, considero este juego el mejor de todos los Monopolys.

Lo primero que hay que hacer es barajar el mazo y situarlo en el centro de la mesa. Cada jugador coge una mano inicial de cinco cartas, u na vez que todo el mundo tiene su mano inicial, cada jugador juega su turno en orden, uno detrás de otro en el sentido contrario al de las agujas del reloj. Durante su turno, cada jugador puede realizar tres acciones. Jugar una carta de tu mano es una acción, por lo que cada uno de los jugadores puede jugar 3 cartas de su mano.

Cada carta representa una calle del juego de tablero, con su color y su nombre. También existen las cartas de Suministros típicas del juego, y cartas que representan el dinero. Después como novedad, han sacado unas cartas de acciones que hacen que ganes dinero o cartas dependiendo de lo que tengas jugado. 

La partida termina cuando uno de los jugadores complete 3 barrios. Cada barrio, lo normal es que esté compuesto por tres cartas de calles del mismo color. Combinando lo rápido que se juegan las cartas, que cada turno se roba 2 y que existen muchas cartas para robar al contrario propiedades, conseguir dinero, turnos extra y demás, os puedo garantizar que la partida es muy loca. En un mismo turno te puedes encontrar de la gloria a la miseria o al revés. Eso le da al juego una jugabilidad inccreible. A parte de muchas risas y abucheos durante la duración de la partida. 

Espero que con estas indicaciones os hayáis podido hacer una idea de cómo funciona el juego. Recordaros que si os gusta el caos, un juego rápido y divertido, este es sin dudas uno de los mejores juegos que puedes tener en tu colección. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario