viernes, 18 de septiembre de 2015

X - Com!


Todos saben ya que a mi lo que me gusta es jugar, no descarto ningún tipo de juego. Sin embargo como a todos los aficionados hay algunos sistemas o juegos que me llama más a atención por encima de los todos los demás, los Ameritrash, Y es que sin menospreciar a los demás, los que nos gustan este tipo de juegos buscamos algo más que sentarnos alrededor de una mesa y colocar cartas o mover cubos de madera. Nos gusta la simulación y sobretodo si ésta viene representada por miniaturas. Nos gusta los juegos que están basados en libros o películas, que ya antes de empezar la partida, nos ponen en situación. Nos gusta imaginar que vivimos lo que en el tablero sucede como si de nosotros mismos se tratase. Disfrutamos planificando la estrategia no solo para ganar, si no para dar una nueva forma de llegar a la victoria, distinta a la llevada en los libros o películas antes mencionadas. A la tensión que se genera en todas las partidas y sobretodo al afán de disfrutar de ellas, le añadimos mucha imaginación.

Posiblemente sea este uno de los puntos que más diferencian los Ameritrash del resto de juegos, y es que lo que se juega en la mesa se vive.

Quizá X - Com sea uno de estos juegos en los que me siento más cómodo explicando lo que siento en una partida. Quienes no lo hayan jugado, no entenderán la emoción de frenar un ataque alienígena en el continente más castigado, defender la base de los ataques continuos, investigar a tiempo una tecnología que nos ayude a ampliar el control sobre la partida, etc. 

La recreación con respecto al videojuego del cuál está basado, no puedo hablar mucho, pues no he llegado a jugar, pero la gente de mi grupo que si lo conocía, dicen que el juego de mesa es completamente diferente, pero que la ambientación está muy lograda y que usa muchos términos del videojuego.

No es un juego con la estrategia clara a seguir desde el principio. Es un juego con grandes elucubraciones, por lo que hay que dejarse llevar un poco por las instrucciones de la App, donde las circunstancias de la partida van cambiando continuamente, e intentar sacar el mejor partido al presupuesto que disponemos al inicio del turno. Una batalla perdida en un continental puede ser fácilmente recuperada si se realiza la misión oportuna. Una investigación puede acelerarse si el científico dispone de material sacado de los alienígenas muertos por el Comandante. La planificación y el éxito de muchas de las acciones depende de que el Jefe Supremo active las cartas en su debido momento. En X - Com cada jugador tiene un papel importante en el juego, pero todos dependemos de todos los demás. 

El encargado del presupuesto de la partida, tiene que estar pendiente de organizar a todo el equipo para que ninguna parte gaste un dinero destinado a otra cosa. Decidir si es mejor investigar o crear tropas. Si es mejor defender la órbita o los continentes. Colocar las unidades mínimas para el éxito, e intentar no tener muchas bajas, ya que aquí las bajas se pagan caras. Investigar lo suficiente para ir mejorando sin que el gasto se dispare. Esto hace que aún siendo cooperativo, no hay una mano ejecutora que mueve al resto de los jugadores por donde él quiere. Si no que cada jugador al encargarse de un papel importante, y tener un cronómetro para todas las acciones, no permite que nadie se entrometa en el papel de otro. Se puede hablar y demás, pero es imposible tomar una decisión importante de otro jugador, porque apenas conoces lo que tiene en la mano o como está planificando el turno. Y esto es lo mejor del juego. La sensación de formar equipo, pero que nadie se meta en tu trabajo, y el estrés que genera el cronómetro, la necesidad de terminar tus acciones lo más rápidamente posible para tener éxito. 

Además del tiempo a contra reloj, tiene la tensión propia del azar de tirar los dados. Una vez que ha terminado el tiempo cronometrado, viene la face de resolución, donde hay que tirar dados para ver si se tiene éxito en las acciones que se han decidido realizar en el turno. Hay mucha gente que se queja de este azar, pero es un azar medianamente controlado. Es evidente que si las tiradas te salen malas da igual la planificación que hayas tenido, pero la verdad es que si has jugado bien en el turno, fallarás lo menos posible. 

Las pocas partidas que he llegado jugar, cuando me he sentado en la mesa, ha sido una vorágine de emoción que ha hecho que se pare el tiempo a mi alrededor. Las dos horas o por ahí que dura la partida, parecen que son 20 minutos.

Quien no haya jugado al juego no podrá entender lo que he sentido al jugarlo. Y lo cierto es que cada juego de este tipo se siente igual, con los matices propios de cada uno de ellos. Pero todos ellos provocan emociones fuertes, con una temática muy bien reflejada. Y es por eso que aunque me da igual jugar a todo tipos de juegos, tengo preferencia por los que son como X - Com, porque a demás de jugar, vivo aventuras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario